El 21 de Agosto de 2007 empezamos un viaje para recorrer algunos países de Sudamérica: Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Argentina y Uruguay. Hemos creado esta bitácora para ir anotando las cosas que pasan a espectadores como usté.
Habrá dos territorios separados: uno lleno de lo que Ana haya visto y el otro no.

Que lo sepas...

“Durante mucho tiempo estuve pensando que la vida, la vida de verdad, estaba aún por empezar. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que debía solucionarse en primer lugar, algún asunto inacabado, ocupaciones, deudas por pagar. Finalmente me di cuenta de que todos esos obstáculos eran mi vida. Esta forma de ver las cosas me ha enseniado que no existe un camino hacia la felicidad. La felicidad es el camino. Así que valora cada momento que vivas y recuerda que el tiempo no espera por nadie. La felicidad es un viaje, no un destino." (Souza)

CII (30/11/07) Valles Calchaquíes, AR

Ruta en coche por los Valles Calchaquíes, AR
Etapa 2:

Luis frente a la montaña de los siete colores sobre el pueblo de Purmamarca.

Luis, otra vez, en las Salinas Grandes. Un paisaje muy parecido a los otros salares (Uyuni y Atacama) pero de dimensiones menores.

El viaducto de la Polvorilla por donde pasa el famoso Tren de las Nubes. Viajar en este tren era un sueño que teníamos Luis y yo desde hace años, pero por desgracia hace tiempo que ya no circulan trenes con pasajeros. Dentro de unos meses se reactiva el servicio, tendremos que volver en otra ocasión.

Luis en lo alto del viaducto.

Otro de los puentes por los que pasa el Tren de las Nubes. Hicimos parte del recorrido del tren por la carretera bordeando el rio Toro. Los paisajes son muy bonitos.

-Ana y Luis-

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que es mejor que quedeis unos meses ahí, porque venir para poco tiempo no merece la pena.En lugar de viajar en el tren de las nubes yo creo que vivís en las nubes.Dori

Ricardo Blanco dijo...

Hola escribo solo para saludarles, y decirles que a mi (Ricardo) y a Linda nos da gusto que se la esta pasando tan bien. Lo de los policías que raro que les haya pasado algo así. En México no hubiesen salido con cartera. Bye

cesar dijo...

Pa mi... que todos esos nombres me suenan a canciones de los 70.
Y yo, en mi ignorancia, admiraba la imaginación de los letristas por ser capaces de inventar nombres imposibles; de existir y de pronuciar.
Cuando llegueis a Buenos Aires me recordarán a tangos, a María Dolores Pradera y Sabina, espero.
Sorprendedme.