El 21 de Agosto de 2007 empezamos un viaje para recorrer algunos países de Sudamérica: Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Argentina y Uruguay. Hemos creado esta bitácora para ir anotando las cosas que pasan a espectadores como usté.
Habrá dos territorios separados: uno lleno de lo que Ana haya visto y el otro no.

Que lo sepas...

“Durante mucho tiempo estuve pensando que la vida, la vida de verdad, estaba aún por empezar. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que debía solucionarse en primer lugar, algún asunto inacabado, ocupaciones, deudas por pagar. Finalmente me di cuenta de que todos esos obstáculos eran mi vida. Esta forma de ver las cosas me ha enseniado que no existe un camino hacia la felicidad. La felicidad es el camino. Así que valora cada momento que vivas y recuerda que el tiempo no espera por nadie. La felicidad es un viaje, no un destino." (Souza)

LVIII (16/10/07) Isla del Sol, BO

Copacabana-Isla del Sol, Bolivia
Tempranito y sin desayunar tomamos un bote para ir a la Isla del Sol. Dos horas de trayecto con un frío glacial.
Fuimos al lado norte y visitamos unas ruinas incas. El agua del lago es azulísima y con los árboles verde oscuro forman un contrase fotogénico. Después de la ruta arqueológica nos disponemos a cruzar la isla a lo largo y llegar al lado sur, donde vamos a dormir.
El paseo, de tres horas, aunque un poco duro en las subidas (todo el rato era subir y bajar lomas) fue maravilloso. Las vistas del lago a un lado y a otro, al este y al oeste, son maravillosas.
Llegamos al pueblecito, llamado Yumani, que está en la ladera de una de las lomas y buscamos alojamiento. Comimos en un restaurante de unas doñitas, viendo la Cordillera Real al fondo y la Isla de la Luna en el lago.
Paseamos hasta el puerto en una bajada de piedras transitada por los lugareños con sus burros y llamas cargados, sobre todo de agua y ropa lavada en el lago (por supuesto, no hay coches ni carreteras). Lo malo de bajar es que casi siempre tienes que subir. Despacito, despacito, llegamos arriba a ver la puesta de sol. Compramos unos refrescos en una tiendita y nos sentamos en una mesa frente al espectáculo solar. No tardaron en llegar la hijita de la dueña, Amelia, y su amiguita, Yulisa. Estuvieron con nosotros hasta que nos fuimos. Muy divertidas. Aquí la gente no está tan maleada como en otros lugares turísticos, todavía puedes hablar con ellos o jugar con los niños sin que al final te pidan un peso y rompan el encanto.
Cenamos. Alucinamos con el cielo lleno de estrellas y tiritando de frío llegamos al hotel gracias a nuestro frontal.
-Ana-

Isla del Sol







-Luis-

Buscando a Huali el Inca
Estrenamos una nueva sección para los pequeños y los ociosos. Al igual que el mítico juego de buscar a Wally, con el jovencito del jersey de rayas y gorro a juego al que le gusta mezclarse con la gente, se trata de localizar en diversos paisajes a uno de estos sujetos.

Ejercicio 1:

Ejercicio 2:
-Luis y Ana-

1 comentario:

andrea dijo...

Vaya sombreritos eh ...
Salisteis muy guapos en la foto aunque os parezcais a David el nomo y su mujer.
BESOS