El 21 de Agosto de 2007 empezamos un viaje para recorrer algunos países de Sudamérica: Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Argentina y Uruguay. Hemos creado esta bitácora para ir anotando las cosas que pasan a espectadores como usté.
Habrá dos territorios separados: uno lleno de lo que Ana haya visto y el otro no.

Que lo sepas...

“Durante mucho tiempo estuve pensando que la vida, la vida de verdad, estaba aún por empezar. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que debía solucionarse en primer lugar, algún asunto inacabado, ocupaciones, deudas por pagar. Finalmente me di cuenta de que todos esos obstáculos eran mi vida. Esta forma de ver las cosas me ha enseniado que no existe un camino hacia la felicidad. La felicidad es el camino. Así que valora cada momento que vivas y recuerda que el tiempo no espera por nadie. La felicidad es un viaje, no un destino." (Souza)

LX (18/10/07) Puno, PE

Puno, Perú
Hoy por la mañana visitamos las islas de los Uros, personas que hablan aymara y viven en islas de totora (plantas que crecen en el lago) que fabrican ellos mismos. Las casas, las barcas y muchas otras cosas son construídas también de totora. Ahora mismo su mayor ingreso son los turistas, pero según parece todavía en los mercados de la ciudad llevan a cabo trueques de mercancías.
Llegamos allí en una lancha y el paso de ésta a la isla es una sensación extraña. La isla está flotando y a veces se mueve cuando caminas. En cada una de estas islas viven unas seis familias, que se dedican a tejer y a fabricar toda clase de manualidades. La gente fue muy amable con nosotros y hasta hubo una sección de lo más cómica en la que nos vistieron con sus ropas típicas. Compramos un móvil de totora muy bonito que simboliza el matrimonio, quizá después de esto suenen campanas de boda.
Fuimos a otra de las islas en una de las barcas hechas de totora. Muy bonito pero muy lento. En general, aunque un poco turística, la visita fue muy interesante y hermosa.
Por la tarde fuimos a ver unas ruinas preincas de enterramientos. Yo no me encontraba bien, me dió un bajón de tensión en el autobús, que cuando llegamos me metí en una cafetería mientras Luis fue a ver las ruinas. El lugar era muy bonito, rodeados por el lago y con unas construcciones de piedra diferentes a lo que habíamos visto hasta ahora. Cuando regresamos, paramos en una de esas casas de piedra con patio. Vimos alpacas, diferentes a las llamas y vicuñas que ya conociamos, mucho más lanudas. También vimos unos roedores enormes llamados cuys, que se conocen como "radiografias andinas", pues parece ser que si duermes con ellos determinan cuál es tu dolencia. Comimos pan de kinua y mate de no sé qué hierba y nos contaron un poco cuál era el estilo de vida de los habitantes, los collas. Fue muy entretenido.
A la vuelta a Puno me encontraba peor, por lo que retrasamos un día el viaje a Cuzco.
-Ana-

Hoy me siento vago

Casa típica, montones de totora secando al sol, cocinas.

Despedida.
Monumento tumulario de los Collas.
Entorno de las tumbas circulares.

Demostración de lanzamiento con honda.

-Luis-

1 comentario:

Eva dijo...

¡Hola! ¿qué tal estáis? ¿cómo te encuentras, Ana? No sabemos nada de vosotros desde el día 18 y ese día Ana no se encontraba bien.
Cuanto más leo lo que contáis, más me reafirmo en pensar lo mucho y maravilloso que hay en este mundo por conocer, es increíble.
Me pregunto si nuestra capacidad de asombro tiene límites o si, por el contrario, se puede ejercitar como si de un músculo se tratara. Espero, por vuestro bien, que sea cierta la segunda hipótesis.
Lo que está claro es que el nivel de endorfinas lo tenéis por las nubes y eso se refleja en vuestras caras: ¡qué guapos estáis en las fotos! ¡cada vez más! ¡me encanta la de los dos gnomos!
Muchos besos para los dos y un achuchón para Ana, si se deja y no se pone arisca.