El 21 de Agosto de 2007 empezamos un viaje para recorrer algunos países de Sudamérica: Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Argentina y Uruguay. Hemos creado esta bitácora para ir anotando las cosas que pasan a espectadores como usté.
Habrá dos territorios separados: uno lleno de lo que Ana haya visto y el otro no.

Que lo sepas...

“Durante mucho tiempo estuve pensando que la vida, la vida de verdad, estaba aún por empezar. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que debía solucionarse en primer lugar, algún asunto inacabado, ocupaciones, deudas por pagar. Finalmente me di cuenta de que todos esos obstáculos eran mi vida. Esta forma de ver las cosas me ha enseniado que no existe un camino hacia la felicidad. La felicidad es el camino. Así que valora cada momento que vivas y recuerda que el tiempo no espera por nadie. La felicidad es un viaje, no un destino." (Souza)

CXI (09/12/07) Mendoza, AR

Mendoza, Argentina
Hoy realizamos una excursión llamada "de alta montaña". Es la única opción que tenemos para ver el Aconcagua sin hacer un treking de varios días. O eres un montañero profesional o un turista de poltrona. Nosotros queríamos hacer una caminata de unas horas pero no fue posible.
Hicimos una parada para ver el Puente del Inca. Es un puente sobre el río Mendoza, completamente natural; una formación de varios componentes naturales, como azufre y calcio, que el deshielo de un glaciar dejó suspendida sobre el agua. Se llama así porque los incas cruzaban por él en el famoso Camino del Inca (una red de 42000 km de comunicación por toda Latinoamérica).
Paramos para ver el Aconcagua. El cielo estaba despejado y se apreciaba perfectamente. Nevado, sobresaliendo entre las demás montañas, sueño de montañeros que a veces pierden la vida y se quedan eternamente contemplándolo, enterrados en un pequeño cementerio junto al río.
Subimos al Cristo Redentor, en el monte Santa Lucía, a 4200 metros. División entre argentinos y chilenos que pasaron muchos años peleando por la nacionalidad de los picos de esta cordillera. Ahora los ríos son los que deciden. Si el río baja por el lado argentino, el pico es argentino y si baja por el lado chileno, chileno. El paisaje subiendo el impresionante, los andes en todo su esplendor.
Hicimos alguna otra parada menos interesante y regresamos a Mendoza. Cenamos en el hostal acompañados por el enorme y cariñoso perro que vive allí.
-Ana-

Fotografías


Puente del Inca.


Aconcagua al fondo.


Valle del río Mendoza, cerca de la frontera con Chile.


Hielo picudo, bocarriba.

Aconcagua
Aquí parado, delante de esa mole de anchos hombros y entrecejo fruncido, con sus canosos glaciares arañándole el lomo y abriendo cicatrices sobre él, con sus rocas oscuras y las deshilachadas nubes que rondan su cima como si fueran buitres pacientes. Aquí parado, digo, se me asombra la boca y se me abre la mente ante la montaña más alta de toda la cordillera de los Andes. Y después sólo soy capaz de pensar en cómo llegar hasta allá arriba. Durante el resto del día no pienso en otra cosa.
-Luis-

-Luis-

6 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Las fotografías son impresionantes y yo desde el sofá las disfruto un montán .SI TUVIESE QUE HACER LOS RECORRIDOS , SEGURO QUE NO LO DISFRUTARÍA TANTO.Dori

Anónimo dijo...

Hielo picudo: Al igual que las mariposas o los bosques en otoño posee la belleza de aquello que ha llegado al ocaso. Estas formaciones se conocen con el hermoso nombre de “penitentes” y son un testimonio del, tan de moda, llamado “cambio climático”. Se forman cuando la masa de hielo se deshace y representan el esqueleto de un glaciar que agoniza.
J.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
|H| dijo...

1.-¡Vaya retraso que llevo en el seguimiento de vuestro viaje!
2.-Me quedo intrigado por los comentarios suprimidos...A mi también me suprimiereis-me digo.
3.-Mi hermano llega el 19/enero/2008 a Mendoza con intención de subir el Acongagua, ¡¡el loquín!! (Conchi y mi primo Jorge, también). Luego les podreis preguntar cómo llegar allí.
4.-¿quién está dónde?¿dónde está cada cúal? Coincidir en el espacio y el tiempo tiene que ser cosa de la mano de Dios. ¡Vivimos milagros constantes!